jueves, 29 de mayo de 2014

Libertad

La noche caía pesadamente sobre mis hombros y se mezclaba con la sangre que de mi salia, hacia demasiado que caminaba, no sabia donde estaba, el paisaje era nuevo para mi, no divisaba civilización alguna, ni luces en el horizonte, campo, solo campo, pastizales eternos, y yo caminaba, fortalecido por la esperanza de volver, de reencontrarme con mis seres queridos, que casi ni recordaba, tanto tiempo paso!.
Hacia unas horas había dado comienzo a la fuga, con el único fin de alejarme de allí, ya estaba demasiado lejos, pero también de todo lo conocido por mi, y estaba débil, muy débil, detuve mi caminar, alze la vista al cielo, estaba estrellado y mis pupilas se impregnaron con millones de estrellas. Recuerdo haber sonreído o eso me pareció, la noche era mucho mas hermosa de lo que recordaba, y ahí estaba yo, parado en medio de la nada observándola. Sentí un peso en mi espalda y las estrellas empezaron a venirse contra mi, como si necesitaran que yo las mantuviera en el cielo, era mucho mas de lo que yo podía soportar, y estaba débil, muy débil...
Caí boca arriba desplomado sobre los pastos, un gusto a sangre se apodero de mi boca, aun sentía como las estrellas apretaban mi pecho dificultandome la respiración, nuevamente el dolor se apodero de mi, el plomo que llevaba en el abdomen me inmovilizaba, ya no podía seguir presionando la herida, el dolor era muy fuerte, por lo que decidí soltarla, acomode mi brazo al costado del cuerpo y reviví la noche en mi cabeza, al plan de huida le faltaban algunos detalles, pero estaba ansioso, necesitaba irme, no hubiera podido soportar unos días mas ¿o si?, debería haberle echo caso al mandril, al menos el podría aprender de mi experiencia, de mi error ¿era error del plan o capricho del destino, que el comisario pinchara una goma al irse? se que fue mi error salir enceguecido y no percatarme de su presencia varios metros mas adelante, de cualquier forma ya no importaba, el ya estaba muerto y yo pronto lo estaría... el ruido de las sirenas me hizo volver a la realidad, a saborear la sangre de mi boca, pero estaba tranquilo, sabia que rápidamente abandonaría ese cuerpo, que el dolor pronto pasaría y perdí mi mirada en las estrellas.

Poder

Se que muchos de ustedes no leerán esto que escribo, por eso agradezco a quienes si lo hacen, se que están cansados, apurados de tiempo, con mil blog's por los que pasar y sin embargo me regalan minutos de sus días, para que yo elija como los tienen que pasar. Creo que deberían tomarse un tiempo para pensar en eso, a partir de ahora, hasta que terminen de leer, yo decidiré en sus vidas, se reirán, entristecerán, lloraran y alegraran solo si yo así lo decido, decidiré yo si se aburrirán o no, aunque sea solo por un rato, deberían pensarlo antes de darme tanto poder.

Si aun siguen aquí, intrigados por lo que haya elegido para su presente, deberían saber que siempre encontraran esfuerzo y dedicación, no leerán palabras puestas al azar, dentro de mi capacidad los entretendré/aburriré de la mejor forma que me sea posible. Quizás algún día coincida lo que ustedes quieran leer o necesiten, con lo que yo decida, pero seria eso, una simple coincidencia.

Personalmente siempre sueño con recibir algún comentario del tipo "un bodrio tu historia, nada me dejo, solo me sirvió para desperdiciar mi tiempo, pero no pude evitar leerla 3 veces", creo que es lo que engrandece a quienes escriben, poder crear en el lector esa necesidad de leer sin importar que, o mucho mejor aun, obligarlo a leer algo que no quiere leer, claro que no tengo ni la mas remota idea de como lograr eso, quizás algún día lo aprenda.

Timidez

Maldita la radio, maldita la canción y porque no, maldita mi timidez, ¿por que nunca me acompaña cuando estoy con tus amigas?¿Porque solo contigo?¿Que te hace tan especial?¿Tus ojos?¿Tu boca?¿Tu simpatía?, ¿Que la impulsa a adueñarse de mi cada vez que te ven mis ojos?
Intento encontrar los motivos, y por mas que me esfuerce, no logro encontrarlos, si apenas te conozco, casi ni recuerdo haberte visto, eh olvidado cada charla que compartimos, y ni siquiera logro darme cuenta si las sonrisas que me dedicaste y las miradas que cruzamos, fueron parte de mis sueños o mi realidad. Seguramente nunca podre saberlo, nunca entenderé como lograste desvengonzarla, ni de donde saca el valor para pararse frente a ti, tan solo para sonreír con tu mirada y sonrojarse con tu voz. Siendo mas feliz de lo que yo podre ser en algún momento de mi vida, disfruta de tu compañía, de tus caricias, mientras yo los veo, los envidio, desde la oscuridad del rincón ese, el que elegí para esconder mi timidez, esa que se enamoro de ti, la misma que me prohíbe conocerte.

Futuro

Luego de tantas peleas, tantos desencuentros, tantos VOS y tantos YO, pudimos volver a encontrar algo de paz y tomar la misma decisión en el mismo momento. Quizás tardamos mas tiempo del debido, demasiados caprichos nos imposibilitaban ver la realidad y enfocarnos en lo positivo de todo. Pero no me arrepiento, pese al tiempo perdido, aun nos queda mucho tiempo por disfrutar. Y me es imposible de explicar con palabras lo feliz que me hace saber que no estarás dentro de mi próximo NOSOTROS, ni yo del tuyo.

sábado, 17 de mayo de 2014

Libro

Roque entro al bar cabizbajo, con su habitual paso lento busco una mesa junto a la ventana y se sentó sin demasiado apuro, abrió el libro donde el separador le indicaba y comenzó su lectura diaria. El mozo se acerco a su mesa, le dejo dos café con dos medialunas y se alejo sin pronunciar palabra alguna.
Marina que estaba sentada en un rincón del bar junto a su novio, observo la situación de aquel anciano, se pregunto a si misma cuanto tiempo habría estado yendo a aquel bar el anciano?, quien seria su compañera que estaba al caer?, porque llevaba un libro a un encuentro?Cuanto faltaría para que ella se quedara sin temas de conversación con su novio y tuviera que recurrir a la excusa del libro para pasar tiempo juntos?. Observo a su novio que la miraba esperando una respuesta, no tenia idea lo que le había preguntado, ya no importaba, aun inversa en la rutinaria vida de aquellos ancianos decidió terminar la relación. Se despidió de Franco y al pasar junto a la mesa de Roque le agradeció con una sonrisa.
Roque sorprendido aparto su mirada del libro y observo en la mesa los dos cafés enfriándose, busco al mozo tras la barra y con una sonrisa le dijo:
-Mozo, se confundió de mesa, tráigame la carta por favor.