martes, 2 de agosto de 2011

Palabras

Nunca me atreví a decir algunas palabras, extrañamente tampoco a escribirlas. Pese a sentir mayor libertad en la escritura que en el habla, me incomodaba incluirlas en mis textos, no por vergüenza, sino mas bien para resguardarlas, protegerlas de un uso indiscriminado y mantener el valor que consigo traían.
Con el paso de los años descubrí, que aquellas palabras que temía gastar,  tenían  algunos sinónimos que no me molestaba ir desprestigiando a través de su reiterado uso, y comencé a reemplazarlas.
Quizás tenga la suerte de volverte a ver, y quizás, vos tengas el privilegio de escucharme decirte que sos hermosa, seguramente me sonreirás y agradecerás dulcemente, mientras por dentro pensaras "WWWOOOWW, si me lo dicen dos veces mas, lo puedo cambiar por un electrodoméstico?"